Pónganse cómodos,

aquí podrán encontrar desde reflexiones del trasnochado que les escribe hasta humor, opinión y algunas cuestiones que a mi criterio valen la pena.
Seremos anónimos, pero seremos mas anónimos, al menos.
Por que un día los hijos bastardos del corazón se cansaron y salieron.

Bienvenidos también a su refugio

De vuelta

  Nunca me escapé de ninguna batalla,  quizás marche para retomar fuerzas,  y volé hacia trincheras alejadas, inhóspitas en universos de los que se vuelve a empezar,  buscando mi camino, mi ilusion, mi volver a soñar.
  Nunca me escape de ninguna batalla,  por eso estoy de vuelta,  mas golpeado, mas sentido,  quizas ya mas dormido,  pero vivo, como refutando a un genio malvado creador de mi destino.

0 comentarios: